Ari lleva días montándose un «club privado». Tiene una carpeta llena de papeles donde apunta las normas y el protocolo de su «club». Lleva varias pagas gastadas en comprarse tickets numerados en el Tiger para invitar a la gente al club. Los hay rosas y verdes. Ari los clasifica por colores y los empaca con gomitas.

—¿Qué diferencia hay entre los tickets rosas y los verdes? —digo reticente, pensando en lo más obvio.

—Los verdes son los normales —dice Ari—. Los rosas son los VIP.

—Vaya… los VIP… —digo con retintín—. ¿Y qué pasa con las chicas? ¿No admites chicas en tu club o qué?

—Claro, mamá —dice Ari, mirándome asombrado—. No es un club machista. Es un club para todos los públicos.

______________________________________________________________________

¿Quieres leer más historias de Elmo y Ari? Aquí encontrarás muchas más.