[Extraído de La aventura existencial de Elmo y Ari (I)]

—Mamá, ¿este verano vamos a ir a Galicia? —me pregunta Ari.

—Igual vas con papá, cielo —le digo.

—¿Y tú no vas a venir?

—No, Ari. Ya sabes que papá y mamá no están juntos.

—¿Y por qué no vas a venir? ¿No quieres venir con nosotros?

—Claro que sí, cielo, pero no puede ser. Iréis con papá a Galicia, y luego estaréis con mamá…

—¿Tienes miedo de que papá conduzca?

—No, Ari, papá conduce muy bien, pero papá y mamá ya no están juntos.

—Te doy a elegir, mamá —dice Ari, mostrándome el dedo índice y el corazón y agarrando cada uno de ellos con fuerza—. O tienes miedo de que papá conduzca o vienes con nosotros.